Discurso de la Presidenta de la Fundación

XX Aniversario

Buenas tardes, bienvenidos a esta celebración tan especial. Hoy es un día grande para la Fundación Rafael del Pino: celebramos su vigésimo cumpleaños. Y queremos hacerlo con quienes nos habéis acompañado estos años y habéis hecho posible este proyecto. Una celebración entre amigos y sin protocolos.

“Un hombre libre es aquel que, teniendo fuerza y talento para hacer una cosa, no encuentra trabas a su voluntad” decía Hobbes.

En el crepúsculo del año 1999, Rafael del Pino y Moreno, nuestro padre, tras algunos años de reflexión, decidió constituir la Fundación que lleva su nombre, con el noble afán de contribuir a la formación de nuestros dirigentes y proveerles de un espacio donde ampliar sus conocimientos. El, que tenía una gran curiosidad por todas las ramas del saber, creía firmemente que una mejor comprensión del entorno político, económico y social, y de la historia, ayuda a quienes tienen responsabilidades de gestión a acertar en la toma de decisiones.

Séneca hizo brillar la generosidad como una de las grandes virtudes que embellecen el alma humana. Con su generosidad, nuestro padre quiso devolver a la sociedad parte de lo que había recibido de ella a lo largo de su vida personal y profesional. Para el desarrollo del proyecto, como subrayó, contaba y cuenta con el compromiso de su familia. De su mujer, mi madre, sus hijos y ahora también de sus nietos.

El Fundador ya no está con nosotros, pero su legado sigue inspirando nuestro quehacer. El acto de hoy debe ser motivo de reconocimiento y justo homenaje a su persona y pretexto para recordar el caudal de iniciativas llevadas a cabo por la Fundación a lo largo de estas dos décadas.

La Misión de la Fundación está definida en sus Estatutos y merece ser recordada en los momentos actuales: contribuir a mejorar la formación de dirigentes, impulsar la iniciativa individual, los principios de libre mercado y la libertad de empresa, y dar a conocer los acontecimientos más relevantes de nuestra Historia.

Hoy cobran especial relevancia las palabras que hay en la pared a vuestra derecha que resume muy bien el pensamiento de nuestro padre y su motivación para la creación de la Fundación.
No las leo pues luego las escucharéis.

Sí voy a mencionar algunos de los Programas que han servido para encauzar estas ideas, o lo que es lo mismo, para poner los pilares al proyecto de la Fundación.

El programa de becas fue la actividad con la que la esta comenzó su andadura. Las altamente competitivas becas de excelencia han tenido como destinatarios a 283 becarios que se han formado en los mejores centros docentes y de investigación del mundo. Me llena de satisfacción poder decir que los resultados han sido muy positivos. Empresas punteras en el campo de la tecnología y la innovación, están ligadas directamente a becarios que han optado por el emprendimiento. Otros becarios han seguido diferentes caminos siempre prometedores. En unos casos desarrollan su actividad profesional como docentes en universidades de primer nivel mundial, o en puestos directivos en empresas líderes. Sin olvidar a los becarios que desempeñan su labor en destacados organismos públicos españoles e internacionales

Para alcanzar sus objetivos, la Fundación también ha puesto en marcha un numeroso conjunto de programas de formación. Dirigentes, formadores y emprendedores han sido los principales destinatarios de los mismos. Aquí estás una buena representación de participantes, incluyendo ex ministros del Gobierno de España. Gracias Fátima Báñez y José Manuel Soria por acompañarnos.

Las cifras son más elocuentes que las palabras. En los 515 Programas de formación han participado 122.000 personas; no entraré en detalles que se verán en imágenes; pero sí quiero señalar que el Fundador insistía en dar una importancia singular a la formación de formadores, por su gran efecto multiplicador y sus elevadas tasas de retorno sobre el conjunto educativo y sobre la sociedad en general.

También hacemos un guiño a los más jóvenes, habiendo sido socios fundadores, a modo de capital semilla, de proyectos tan consolidados como LQDVI, Unleash o Celera. O, a través de nuestro programa INICIA, acercando a institutos de secundaria y bachillerato de Madrid, de momento, experiencias de empresarios contadas en primera persona, contribuyendo a difundir entre los estudiantes los valores de la iniciativa individual y la libertad de empresa. Gracias, Ricard y Cristina por acompañarnos en esta aventura.

La libertad, esa compañera natural de nuestras vidas, que pudiera estar amenazada en estos momentos convulsos, tiene que ser defendida más que nunca. No en vano nuestro amigo y colaborador Carlos Rodríguez Braun llama a esta casa la casa de la libertad.

Por otra parte, La Fundación ha organizado 325 conferencias magistrales y 223 reuniones de expertos en las que han participado muy destacadas personalidades del ámbito académico, empresarial o político; entre ellas, más de 30 Premios Nobel, y Jefes de Estado y de Gobierno, como veréis luego.

Complementando lo anterior, la Fundación aprovecha las ventajas de las nuevas tecnologías y ha puesto a disposición de todos los ciudadanos el seguimiento y la consulta de sus actividades. A través de la plataforma frptv.es, en cualquier lugar del mundo, se pueden seguir en directo por streaming las actividades desarrolladas por la Fundación o consultarlas en cualquier otro momento. El éxito de la plataforma es innegable: incluye 747 contenidos, tiene 100.000 seguidores por streaming y ha registrado 1.200.000 descargas. Asimismo 15.000 personas han participado en los programas de apoyo a la formación impulsados por la Escuela en Red Rafael del Pino donde profesores como Mauro Guillén, Luis Pérez Breva y Mario Alonso Puig están diseñando cursos de liderazgo y emprendimiento.

Fieles al mandato del Fundador hemos prestado una particular atención al conocimiento de la Historia. Fruto de ello han recibido dos Premios Nacionales de Historia sendos libros impulsados por la Fundación: José Antonio Escudero por su obra Historia de la Monarquia, y Feliciano Barrios por La Gobernación de la Monarquía en España; y un Premio de la Academia de la Historia de Estados Unidos ha recibido Felipe Fernández Armesto por su obra Our America, en la que pone en valor la aportación de los españoles a la Historia de los USA.

No quiso el Fundador olvidar a quienes como él habían sufrido una lesión medular grave. Me enorgullece contar la participación de la Fundación en el desarrollo del NC1, primer medicamento español elaborado a partir de las células de los pacientes y que ha sido aceptado por la agencia española del medicamento, desarrollado por el equipo del doctor Vaquero en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid con excelentes resultados, en fase todavía muy incipiente.

En relación con los lesionados medulares no puedo terminar sin mencionar la construcción y puesta en marcha, no sin ciertas dificultades, del Complejo Polideportivo Rafael del Pino en los aledaños del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

Esta ha sido nuestra pequeña historia, necesariamente resumida. 20 años invitan a la reflexión, y también a la evaluación del impacto de la Fundación sobre las personas. Porque en el centro de todos los proyectos están las personas, y es muy estimulante escuchar testimonios de cómo la Fundación ha contribuido a cambiar vidas. El pasado es, sobre todo, una escuela de aprendizaje y el preámbulo del futuro. La Fundación continuará con la actividad orientada por su misión y su compromiso con las personas, adaptada a los nuevos tiempos, a las nuevas necesidades y a los nuevos retos.

Nuestro esfuerzo se dirigirá en el futuro, de una forma especial, al fomento de la cultura de la innovación en el contexto actual de disrupción tecnológica; al fortalecimiento del ecosistema innovador y del talento español en los ámbitos educativo, industrial y empresarial; al refuerzo de nuestros programas de formación dirigidos a formadores, emprendedores, e innovadores; al refuerzo y la consolidación de las redes de dirigentes; al impulso a la inmersión de los jóvenes científicos en los sistemas de innovación de referencia en el mundo; y, en fin, al reforzamiento de nuestro campus virtual ofreciendo formación en las áreas mencionadas.

Quiero terminar con palabras de agradecimiento. Gratitud justificada pues las actividades de la Fundación han sido el resultado de un trabajo colectivo ya que muchas habéis sido las personas que habéis contribuido a hacer de esta Fundación joven una institución global y de prestigio.

En primer lugar, su Patronato, en cuyo nombre quiero dar expresamente las gracias a todos quienes habéis colaborado con la Fundación. Es de justicia empezar por el propio Patronato, su Comisión Ejecutiva y su Consejo Asesor pues habéis orientado el timón de la Fundación en todo momento: en el éxito y en la adversidad. Siempre habéis aportado vuestra, experiencia y buen consejo y habéis sabido encontrar el camino más adecuado y la solución más idónea a las cuestiones que os han sido planteadas.

También quiero mencionar expresamente al reducido pero muy eficaz equipo de la Fundación. Los objetivos no se hubieran alcanzado sin el intenso trabajo de Pilar, Beatriz, Almudena, Javier, Macarena, Oihana, Lucía, Carlota, Isabel, María José y Josefina. Un equipo articulado y caracterizado por su entrega generosa y leal , dirigido siempre con mano maestra por sus dos directores: primero, Amadeo Petitbò y, actualmente, Vicente Montes. Nada habría sido igual sin vosotros.

Al primer secretario del Patronato Ricardo López Moiras y al actual, José Ignacio Ysasi Ysasmendi y a su vicesecretaria Teresa López de Silanes, por su concienzuda labor de garantes de la legalidad. Y por estar en todo. A los profesionales que se ocupan de buscar el mejor retorno del capital fundacional, tarea vital para hacer realidad los proyectos y para el sostenimiento de la Fundación a largo plazo.Sin olvidar a quienes mantienen el palacete y el Auditorio en perfecto estado de revista y a quienes velan por nuestra seguridad,en particular a Jesús, Jose, José Antonio y Miguel Ángel.

Nuestra gratitud debe hacerse extensiva a los Becarios de Excelencia y a su Asociación, que aportan savia nueva a la F con sus ideas y proyectos: un grupo de personas comprometidas, generosas y alineadas con los objetivos de la Fundación. Los que hoy estáis aquí sois una buena muestra. Gracias por estar siempre cerca. Y, en especial, a sus sucesivos presidentes , que habéis sabido dar vida a la Asociación, proyectarla y fomentar su capacidad de liderazgo: Matías Irigoyen, Javier Camacho, Gerardo Montells, Francisco Hernández Marcos, Patricia Gabaldón, Guillermo Moya ,Enrique Peña, Manuel Giménez, actual Consejero de Economía y Empleo de la Comunidad de Madrid;y Bernardo Navazo, actual presidente acompañado hoy por su vicepresidente Dámaso Riaño.
Gracias asimismo a los Catedráticos Rafael del Pino que habéis aportado vuestra probada sabiduría y buen hacer.

Nos acompañan Manuel Muñiz, y Pedro Schwartz, defensor incansable de la libertad. A los directores de los diferentes cursos, Y, en fin, gracias a todos quienes habéis colaborado con la Fundación o participado en sus actividades.

Todos los mencionados, amén de otros, habéis sido cooperadores destacados en la construcción de este gran proyecto que, puedo aseguraros, seguirá en los años venideros con el mismo afán, los mismos objetivos y el mismo compromiso con España, pues se trata de principios irrenunciables.

Estoy segura que el Fundador estaría orgulloso del trabajo realizado y de los logros alcanzados.

Ya termino. Pero antes quiero dar las gracias a dos excelentes músicos: un violonchelista y un pianista que se han ofrecido a darnos un concierto, que culminará, con broche de oro, el acto de hoy y que nos traerá unas Navidades anticipadas. Me honra decir que son becarios de excelencia de la Fundación Rafael del Pino. Gracias Elías, gracias Jorge. Gracias por aceptar este reto viviendo uno en Chicago y otro en Nueva York. Llegaron ayer x la mañana y solo han tenido la tarde de ayer y la mañana de hoy para ensayar juntos. Se agradece el esfuerzo. Es un placer contar con vuestra presencia y vuestra música.

Gracias a todos por acompañarnos hoy, a pesar de ser fechas llenas de compromisos, y a pesar de la lluvia. Me he extendido más de lo habitual aprovechando que esta tarde no tengo ningún conferenciante detrás, pero pensé que la ocasión lo merecía.

FELIZ NAVIDAD

María del Pino

Compartir